Historia

Colegio Polivalente Padre Alberto Hurtado

 Buscando entregar una alternativa educacional de calidad a los estudiantes de la ciudad de Chillán y sus sectores aledaños que no contaban con los recursos necesarios para costearla, e impelido por el marco de las orientaciones pastorales que dictaron los lineamientos de acción de 2002, el entonces Padre Obispo de la ciudad Alberto Jara Franzoy solicitó a la Fundación Educacional Padre Alberto Hurtado la creación de un nuevo establecimiento educacional diocesano de tipo mixto, cuya enseñanza se orientara a la formación Técnico Profesional de la más alta calidad formativa.

 El primer equipo de gestión estaba conformado por el presidente de la Fundación. Sr. José Francisco Arrau Unzueta y uno de los miembros del Directorio de la Fundación Educacional Padre Hurtado, Señor Eduardo Viñuela Suárez. Asumió el cargo de rectoría del nuevo establecimiento el Señor Sergio Reyes Santelices y como Director de Estudios asumió el señor Fernando Molina Gutiérrez. El lugar escogido para su funcionamiento sería las antiguas dependencias del Colegio Seminario Padre Alberto Hurtado, ubicado en pleno centro de Chillán.

 Los principales objetivos que se asumirían en aquel momento estaban orientados a definir, por una parte, las características generales que tendría el nuevo colegio y su misión; y, por otra, decidir las especialidades que habría de ofrecer, definiéndose en primera instancia las de Mecánica Industrial, hoy Mecánica Industrial mención Máquinas y Herramientas, Atención de Adultos Mayores, la cual no continuaría, y agregándose un par de años después la especialidad de Servicios de Alimentación Colectiva, hoy Gastronomía mención Cocina.

 Tras concretarse el proyecto, el 30 de abril de 2003 la autoridad educacional le otorgó el reconocimiento oficial. Tras el periodo de rectoría del Sr. Sergio Reyes Santelices, asumió el cargo el Sr. René de la Rivera Donoso. Continuaría el Sr. Fernando Molina Gutiérrez, centrando su labor directiva en el mejoramiento de la calidad de los aprendizajes, el fortalecimiento de la organización interna de la institución educativa, en la habilitación de espacios y talleres para sus especialidades y en la progresiva ampliación de cobertura con los nuevos cursos en formación.

 A partir de entonces, se han realizado cambios de tipo infraestructural al recinto educativo y se ha conformado un equipo multidisciplinario para atender las diversas necesidades de nuestra creciente población de estudiantes. En primera instancia, nuestra oferta educativa se iniciaba en quinto año básico (NB3), teniendo nuestra primera generación de egresados titulados en agosto del 2008; la marcha del proyecto permitió aumentar el 2010 nuestra cobertura a los cursos de pre-kínder, kínder, primero y segundo básico, hasta completar el 2012 todos los cursos en cada nivel. Desde el 2016 el colegio se adscribe al Sistema de Gratuidad permitiendo mayor igualdad de oportunidades y la integración social.

 Durante nuestros escasos años de funcionamiento, hemos sido distinguidos en dos oportunidades con el beneficio por Excelencia Académica que entrega el Sistema Nacional de Excelencia Docente (SNED), recibiendo, además, diversos honores que dan cuenta de un trabajo bien hecho a nivel institucional.

 Actualmente, por nombramiento de la Fundación Educacional Padre Vicente Las Casas, es Rector el Sr. Rodrigo Sepúlveda Garrido quien guía los procesos pedagógicos y formativos del colegio diocesano, atiendo a más de 1200 estudiantes y siendo un referente de inclusividad, equidad y calidad.