Rectoría

rector

Querida Comunidad Hurtadiana:

¡Reciban mi afectuoso saludo de bienvenida!

Quiero agradecer a Dios, a mi familia, a la Fundación Padre Vicente Las Casas y a todas las personas que han participado que hoy yo esté aquí.

Es sin duda un momento muy importante el iniciar este año lectivo 2017 en la presencia del Señor, acojan mis deseos de bien y sea ocasión para continuar desarrollando integralmente los dones y habilidades que le han sido regalados por Dios.

Comencemos diciendo “nuestro colegio”, al momento de vivir juntos el participar en todos y cada uno de los espacios que el colegio nos brinda para caminar y ser compañeros de la misión de educar a nuestros hijos e hijas, con nuestras luces y sombras, sabiendo y ejerciendo la voluntad de poner en práctica la responsabilidad de hacer que los sueños se cumplan para el bien particular y el de los demás.

Tenemos un gran desafío. Al estilo del Padre Hurtado, colocar en Todo lo mejor de lo que somos y tenemos para formar a las personas para los demás, desarrollando sublimemente sus capacidades con los medios que disponemos para el servicio. Nuestra actitud constante debe ser atenta, solícita y generosa. El trabajo bien hecho como deber de excelencia y voluntariedad. Ejercitar el rigor, el sacrificio de obtener un bien mayor al que hemos recibido, aprovechando al máximo las condiciones que tenemos, con el fin de no perder el tiempo y dispuestos en Todo a aprender, anticipando el cumplimento y esforzándonos con rectitud. Soñar alto, porque lo podemos lograr y disponernos a la acción responsable y exigente.

Esforcémonos en nuestras tareas personales, familiares y comunitarias por “Darlo Todo”, ofrezcámoslas con amor a Dios para la humanidad. Que el sello sea la colaboración y la transparencia de nuestros procedimientos y fines.

El padre Alberto Hurtado decía “hacer de lo ordinario algo extraordinario”, acojámonos como somos, volvamos a nuestras raíces, para que nuestros niños vivan su plenitud la hermosa experiencia de aprender y servir, a través del ejemplo, la constancia y cercanía.

Que nuestra Santísima Virgen María nos ampare y nuestro Señor nos colme con abundante gracia y bendición para este nuevo tiempo en comunidad.

Cordialmente,


Rodrigo Sepúlveda Garrido
RECTOR
Colegio Polivalente
Padre Alberto Hurtado